Novedoso material para la construcción usando aserrín

La familia Cordes proviene de Austria y desde hace unos años está radicada en Misiones, primero en El Alcázar y desde hace un tiempo en Montecarlo.

Esta familia creó un novedoso insumo para la construcción. Los Cordes utilizan el aserrín que producen los aserraderos en cantidad, y que es tratado como un deshecho de difícil aprovechamiento, en ladrillos para la construcción que son baratos y muy eficientes comparados con los ladrillos huecos o el hormigón.

El emprendimiento se llama SIMACON, que viene de las palabras Sinergia entre la Madera y el Concreto”, explica Darío Córdes, el joven que vino con sus padres a Misiones hace ya unos años.

Simacon es un sistema por el cual se mineraliza el aserrín. “Es un proceso parecido a lo que sucede con los bosques que están en el fondo de los lagos del Sur, que pasados miles de años se fosilizan, lo que hacemos es mineralizar el aserrín pero un un período comercial razonable”, explicó Cordes.

Simacon ya produce y está empezando a concretar sus primeras ventas en el ámbito local y cada vez tiene más consultas en otras provincias. “Estamos tanteando el mercado, recién empezamos, la gran ventaja no es sólo la sustentabilidad de este material, sino también su precio, porque a la hora de la verdad lo que prima es lo económico”, comentó.

El emprendimiento adapta una tecnología suiza de la mineralización de la madera a los residuos de la industria forestal de Misiones y Corrientes, sobre todo a los pinos resinosos, que es lo que más se planta acá”, explicó.

La ventaja es que de un material orgánico que se descompone y quema, tiene una vida útil limitada y se genera un componente inerte y eso lo utilizamos como agregado volumétrico en materiales de construcción”, detalló, sobre el proceso y las ventajas del aserrín mineralizado.

Fosilizamos la madera en un tiempo comercial coherente y lo combinamos con una tecnología que se llama ICF, de encofrado, para la construcción modular y ese es un entendimiento que lo llevamos adelante hace ya un par de años”, dijo.

En en el mes de agosto, el emprendimiento de la familia Cordes fue distinguido por el Ministerio de Producción de la Nación y recientemente, obtuvieron una distinción delMinisterio de Medio Ambiente.

Nos otorgaron una distinción por emprendedores sustentables, fuimos uno de los diez premiados en el país”, señaló este emprendedor austríaco.

Los Cordes llegaron a la Argentina hace más de dós décadas. Al principio se instalaron en Buenos Aires pero luego llegaron a Misiones, donde la ocupación principal del padre de la familia es ingeniería en sistemas.

Vinimos a Montecarlo porque acá hay un colegio bilingue en alemán”, comentó Darío. “Es un lugar muy bonito, muy tranquilo, nosotros venimos de un país muy frío y yo ahora estoy frente a la computadora, en ojotas”, explicó divertido.

Para mayor información sobre el producto visite el sitio web de la empresa, www.simacon.com.ar o su página en Facebook

 

Emprendedores: Una familia austríaca se radicó en Montecarlo y creó un novedoso material para la construcción usando aserrín