Ingenieros cordobeses desarrollaron una impresora 3D portátil para construir casas

Un grupo de ingenieros de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) está trabajando en el desarrollo de una impresora 3D portátil para construir casas. Con una máquina así, construir viviendas sería un proceso mucho más rápido y también económico, y si esa tecnología se perfecciona, puede ser una solución efectiva para el acceso a la vivienda.

Según explicaron los impulsores del proyecto, las viviendas tendrían la durabilidad y solidez de las casas tradicionales, pero permitirían una importante reducción en tiempos y costos.

En concreto, el proyecto busca:“Desarrollar e implementar un sistema de impresión tridimensional para la edificación de casas a través de máquinas transportables, material de base de cemento y un sistema flexible en cuanto a la arquitectura”. Este primer desarrollo habla básicamente de utilizar cemento como materia prima, pero si las impresoras 3D se perfeccionan, es posible que en el futuro también permitan la construcción de viviendas con materiales más sustentables.

Francisco José Luperi, uno de los creadores del proyecto, doctor en Ciencias de la Ingeniería, explicó que con estas impresoras se busca reemplazar los procesos más pesados de la construcción, y que seguirán perfeccionando el proyecto durante tres años en la Incubadora de Empresas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Para llevar la construcción de la impresora adelante, el grupo, formado además por Franco Sabbatini, ingeniero electromecánico de 26 años, y por Franco Soffieti, de 25 años, ingeniero civil, trabajará en conjunto con una empresa dedicada al diseño y fabricación de máquinas.

Luperi explicó que se encuentran en la mitad del proceso, y que en este momento están buscando el financiamiento necesario para terminar con la construcción del prototipo, demostrar que el sistema funciona e implementarlo.

Los jóvenes trabajan desde hace dos años en esta iniciativa. “Esta idea surgió por motivación propia. Hemos estado trabajando en impresión 3D cuando nos enteramos que esto podría ser aplicado al ámbito de la construcción. Nos propusimos desarrollarlo en Córdoba, así que estamos como emprendimiento trabajando en el tema”, explicó Luperi, y destacó que consiguieron “financiamiento del Programa Emprende Industria dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Minería de la Provincia”.

El proyecto tiene varias aristas: “Una parte de material, otra de robótica o del control numérico, digamos; de la mecánica, del software que maneja el sistema. También un software que genera las instrucciones, para que la máquina siga y opere. La ventaja es que nosotros estamos planteando un sistema transportable para la construcción in situ de viviendas”.

¿Cómo funciona una impresora de viviendas?

Los encargados del proyecto explicaron que una de las mayores ventajas de la impresión 3D de viviendas es que la misma máquina puede adaptarse a cualquier plano que se quiera utilizar.

“Uno puede agarrar cualquier plano arquitectónico y con solo cambiar los datos de entrada, puede construir con el mismo método una vivienda, cualquier arquitectura flexible. No es como el sistema de enconfrados fijos o cosas parecidas, donde uno tiene módulos. Incluso uno podría edificar casas con muros curvos porque a la maquinaria, al ser de control numérico, le da lo mismo construir un muro de tal o cual dimensión, porque la impresora puede seguir cualquier instrucción”.

De esta forma, un arquitecto podría modificar las instrucciones fácilmente mediante software y elaborar la arquitectura que desee.

Una plataforma de 12 metros de diámetro y un brazo robótico se encargan de construir lo que el software indique, con el material que sea cargado en la maquinaria.

 

www.labioguia.com