Reconvertir autos viejos al sistema eléctrico

El ingeniero Marcelo Luna desarrolló el proyecto que busca frenar el impacto ambiental de los motores a combustión. Parecía una utopía, hoy es una realidad.

Como parte de un proyecto vinculado con las nuevas tecnologías, la idea de un auto eléctrico en la provincia pudo cumplirse gracias a la creatividad del ingeniero mecánico, Marcelo Luna, quien apuesta a que Apóstoles sea pionera en la conversión de vehículos que utilizan combustible fósil a un sistema que frene el impacto ambiental.

Se trata de una primera experiencia en un modelo que fue modificado internamente para la colocación de un sistema que funciona a base de baterías recargables.

El ingeniero opinó que “fueron apareciendo y desarrollándose aplicaciones para que sean accesibles para el ‘bolsillo’ de la gente y creo que convertir un auto de combustible a eléctrico es totalmente operativo. Se pueden recuperar tantos autos de otros años, como por ejemplo los clásicos que por ahí no se ocupan porque la planta impulsora ya está en mal estado y causa muchos problemas para funcionar. Así puede quedar un auto 100% operativo y que prácticamente no necesita mantenimiento”.

Puntualmente, Luna ya puso en marcha el primer auto de su emprendimiento. Realizó una conversión casi total de un Fiat 600, el clásico “Fitito”, que ahora cuenta con un motor nuevo que le permite ponerse en funcionamiento gracias a la electricidad.

Elegí este auto (Fiat 600) porque estaba buscando un vehículo chico para hacer la primera experiencia y que me resulte sencillo. Ya está todo montado y avancé con la colocación de las baterías y la parte electrónica para hacer las primeras pruebas, que son muy positivas”, indicó el ingeniero.

Sobre los beneficios que traería un transporte de estas características, Luna sostuvo que “en el momento de usarlo, significaría para la mayoría de los casos hasta un tercio menos el costo de moverte con un auto eléctrico en comparación a uno de combustible líquido. Un auto así tiene costos muy inferiores, muy poco mantenimiento todo lo contrario de un motor tradicional de combustión. En las prestaciones hay autos muy superiores en el mundo que resultan ser eléctricos, en su aceleración por ejemplo”.

Innovador

Este proyecto puesto en marcha en Apóstoles resulta novedoso ya que en Misiones, de acuerdo a este profesional del automotor, no existe un desarrollo similar e incluso aseguró que a nivel país hay muy pocos vehículos eléctricos que estén en circulación.

En Apóstoles y en la provincia, no hay información sobre otros vehículos eléctricos, más allá de la adquisición en algunas escuelas, donde hay karting eléctricos, pero autos no. En Argentina estamos un poco atrasados porque existen países donde funcionan talleres que se dedican exclusivamente a la conversión al sistema eléctrico y efectúan muchos trabajos sobre vehículos clásicos a los que los reutilizan”.

Proyectando su interés por esta clase de vehículos, Luna indicó que “hace un año adquirí una moto eléctrica y con esa experiencia presenté un proyecto al Concejo Deliberante para que permita la libre circulación de los vehículos eléctricos dentro del municipio. Ahora mi idea se centra en tratar de que Apóstoles se convierta en líder en la utilización de transporte eléctrico. Creo que de a poco van a comprender lo que propongo y considero que el Gobierno va a apoyar la implementación de los autos eléctricos porque es una tendencia mundial. Esta puede ser una ciudad pionera y estar a la vanguardia en el uso de esta tecnología”.

Las diferencias fundamentales no están a simple vista pero las transformaciones internas son muchas.

En este modelo (Fiat 600) los cambios se hacen directamente en el auto, se quita toda la planta motriz original, las líneas de embragues y combustible, eso se limpia. Queda prácticamente solo la línea de freno y de transmisión original. Ahí se empieza a montar el motor eléctrico, que es la planta impulsora y la parte electrónica, que comanda al motor donde tenemos un controlador y un cargador. Es un poco más simple que un motor de combustión, con menos componentes pero con otros que son más específicos”.

 

www.primeraedicion.com.ar