El termo que ceba solo, gran aliado de viajantes y ciegos

El ingeniero posadeño busca desarrollar su invento con algún crédito.

El ingeniero electrónico Juan Manuel Irrazábal (40) diseñó el primer termo inteligente en Argentina, que permite a través de una app configurar al sistema para cebar mate de manera automática.

El ingeniero posadeño busca desarrollar su invento con algún crédito.

El mate en Misiones y en el país es para compartirlo, pero este prototipo de termo electrónico está diseñado para viajantes y estudiantes que no quieren desconcentrarse cebando“, explicó el inventor a El Territorio.

La idea de crear un termo electrónico surgió cuando Irrazábal aún era estudiante de ingeniería en Oberá y la llevó casi diez años en la mente.

Empecé a tomar mate para mantenerme despierto cuando estudiaba y me di cuenta que podría ser útil diseñar un termo que cebe de manera automática“, contó.

El posadeño, por cuestiones laborales, no tenía el suficiente tiempo para encarar de lleno su proyecto, pero nunca lo abandonó. En 2016 pudo adquirir una impresora 3D que le facilitó diseñar el sistema.

Según reveló, no sabía hacer diseños en software de 3D. “Empecé a ver tutoriales en YouTube, me bajé un programa y pude diseñar las piezas. Hace un mes finalicé los detalles y lo mantengo a prueba“, indicó.

El inventor misionero explicó que el sistema cuenta con una app, ‘Mate control’, que funciona con bluetooth y permite configurar el intervalo de tiempo con el que se quiere cebar, la cantidad o nivel de agua a cargar e incluso si se lo quiere hacer de manera instantánea. Cuenta con una batería pequeña que dura aproximadamente para tres termos, aunque aclaró, es recargable.

Se deposita el mate sobre la base que presenta y el agua va apareciendo de manera automática“, detalló. La invención cuenta además con un comando de voz y con una linterna que permite poder verlo en la oscuridad. Asimismo, señaló: “Todo es programable y cambiable, la idea es que la persona le indique el valor justo. Por ahora está por defecto, pero la intención es que si quieren que cebe por ejemplo cada 12 segundos o 10 minutos, se pueda hacer“.

La innovación, como explica Irrazábal, está pensada y puede ser útil para viajeros y camioneros que recorren solitariamente las rutas. “Incluiría una base con imán para que no caiga“, adelantó. A este sistema se podría incluso incorporar un puerto USB para poder cargar el celular, según proyectó su desarrollador.

El proyecto pretende adaptarlo también para personas no videntes, con un riel o guía que determine el sector exacto donde colocar el mate. “Incluiría sonido para que al apretar le vaya indicando en qué configuración está y otro pulsador para el nivel de cebado; la función de instantánea en este caso la eliminaría para evitar que se quemen“, explicó.

El termo electrónico todavía no se fabrica a nivel industrial pero una vez patentado, comenzará la comercialización. El inventor envió su proyecto al Registro Intelectual de Invenciones, en Buenos Aires.

La patente puede demorar hasta dos años y mientras se puede seguir trabajando y perfeccionando el prototipo.

Sostuvo que buscará que sea más pequeño y que el sistema venga integrado a la tapa del termo.

Estoy pensando en desarrollar un termo de cero, asociarme a una empresa o adquirir máquinas. El Estado está dando crédito para microemprendimientos; la idea es que el invento sea bien misionero“.

Confió inclusive que prepara otra innovación para la cocina: “Espero que de acá a unos meses pueda difundirla y explicar su utilidad“.

 

www.elterritorio.com.ar