Mariana Varela, una chica tecnológica que se formó en un escuela técnica

Mariana Varela es Diseñadora Gráfica (Universidad de Buenos Aires) y tiene un Máster en Gobernación y Medios de la Universidad de Keiō (Japón). Es co-fundadora de Chicas en Tecnología, “una organización sin fines de lucro que busca cerrar la brecha de género en la tecnología”. Pero su formación de base fue en una escuela técnica.

Amante del dibujo desde pequeña, Mariana estudió la especialidad Diseño y Publicidad en la Escuela Técnica N° 6 “Fernando Fader” (CABA) donde las mujeres eran minoría. Sin embargo, no se sintió sola. “Los varones nos ayudaban con las tareas duras de taller como ajuste o carpintería pero, a fin de cuentas, nos costaba a todos por igual”, asegura.

Cuando comenzó no tenía completa idea de lo que implicaba estudiar en una escuela técnica. “Recién a los 16 años, habiendo elegido la especialización, comprendí que mi educación básica ya había terminado y estaba empezando a sentar las bases de lo que sería mi formación profesional”.

Recién cuando terminó sus estudios secundarios, Mariana descubrió la importancia de su preparación.“Al comenzar el Ciclo Básico para entrar a la Universidad me encontré que mis nuevos compañeros no podían concebir la perspectiva en algo complejo…. Haberlo aprendido cuando tenía 12 años (y ellos recién a los 18) me hizo dar cuenta del gran recorrido que había tenido y de la ventaja de tener tanta experiencia a tan corta edad.”

Entró en el mercado laboral como diseñadora gráfica, recién egresada, a los 19 años.

¿Qué le dirías a una chica que está por elegir una escuela técnica, qué recomendación o mensaje le dejarías?
“Una escuela técnica es ideal para aquellos adolescentes inquietos, que quieren poner manos a la obra lo antes posible. Usar un martillo hecho con tus propias manos, hacer una maqueta en escala o aprender la caligrafía técnica son grandes habilidades que te demuestran que aunque seas muy joven, tenés un futuro prometedor y que todo está al alcance de tus manos con mucho trabajo”.

La experiencia como testimonio y como aprendizaje

La incorporación de la perspectiva de género es hoy una línea de trabajo prioritaria para el INET y resulta fundamental conocer distintas voces que dentro de la modalidad puedan hacer esto posible.

Historias como las de Mariana nos ayudan a pensar y derribar ciertos mitos que siguen vigentes en la Educación Técnica: las capacidades y el rendimiento no tienen que ver con el sexo de los alumnos/as. Éstas son caracterizaciones socialmente construidas, relacionadas con lo que tradicionalmente las sociedades distinguieron y reprodujeron en los roles de géneros. En ningún ámbito, y menos en la Educación, podemos seguir pensando que hay tareas “para mujeres” y otras “para varones”.

La necesidad de sortear estos prejuicios y desigualdades resulta urgente, y desde el INET estamos trabajando para desterrar la histórica idea de que “la Técnica es para varones”, que aún persiste en muchas escuelas, directores/as, y en muchas familias al momento de elegir escuela secundaria. Derribando estos estereotipos de género, esperamos que entren más mujeres en las Secundaria Técnica para construir un espacio educativo más amplio, diverso e inclusivo.

Para más información: Equidad de género en la Educación Técnico Profesional

Enlaces de interés

Chicas en Tecnología

 

www.inet.edu.ar