[Salta] Chicos de la escuela Reyes trabajaron por la protección de datos en las redes

Están en el último tramo de sus estudios en la escuela técnica 3.117 Maestro Daniel Reyes. Y, además, están dando pasos importantes para su futuro profesional y desplegando toda su creatividad. Se trata de los chicos del último año de la institución, que sacaron el primer premio en las Oniet (Olimpíadas Nacionales de Informática, Electrónica y Telecomunicaciones) con un proyecto de protección de datos personales en internet.

“Identips” ayuda a concientizar a los usuarios de las redes sociales sobre los peligros que implica la exposición de información privada.

El proyecto demostró la cantidad de información y cómo se filtra en las publicaciones de las redes sociales”, expresó el profesor de Informática Jorge Rojas.

Pero para los chicos esta historia no termina acá. En dos semanas participarán en otro encuentro en la Ciudad de Buenos Aires. Asistirán a una nueva jornada de las Olimpíadas, en este caso, organizada por el Ministerio de Educación de la Nación.

Los chicos lograron también el segundo puesto con un alcoholímetro vehícular y un videojuego. Además, se destacaron con un auto electrónico que participa de carreras en los Valles Calchaquíes.

Alberto López es profesor de la escuela técnica 3.117, de la modalidad de electrónica. “Los chicos sacaron el primer puesto en las olimpíadas el 25 y 26 de octubre en Córdoba”, contó a El Tribuno.

El próximo 15 de noviembre la escuela técnica tendrá su exposición anual y abrirá sus puertas de 9.30 a 12.30 y de 13.30 a 18 para los interesados en conocer sus trabajos. 

Con planes futuros

Los estudiantes del último año de la escuela técnica Maestro Daniel Oscar Reyes no solo están terminando el año con resultados exitosos en competencias nacionales, sino que también tienen planes para el futuro.

Daniel Mares termina este año en la especialidad de electrónica. El próximo año espera ingresar en la carrera de ingeniería en telecomunicaciones. “Pasar por la Reyes me dejó muchas herramientas para lo que viene”, expresó el joven.

Guadalupe Salvatierra tiene 18 años y es una de las pocas chicas que elige la especialidad de electrónica. 
En la especialidad de informática son más. En mi curso somos dos”, expresó la joven que ya se está preparando para rendir el examen en la escuela de Suboficiales del Ejército donde espera especializarse en electrónica.

Carlos Pantoja ya se organiza para rendir el ingreso para biomedicina en Tucumán. “Está destinado a las herramientas que utilizan los médicos”, afirmó, seguro de su decisión.

Nicolás Carpanchay quiere seguir diseño gráfico. “Me gusta estar en la computadora sentado y creo que no hay mejor carrera para mí”, afirmó.

Maximiliano Alvarado quiere hacer más de una carrera, pero la primera será administración de empresas y mecánica dental.

Después voy a hacer ingeniería civil, pero antes quiero tener un emprendimiento para ganar plata”, relató. 
Leonel Constancio espera cursar una tecnicatura en electrónica. Con confianza, expresó que la experiencia de la educación técnica es única y agotadora, pero vale la pena.

Ramiro Aparicio no termina de decidirse entre mecatrónica y diseño gráfico. Recuerda que repitió primer año pero la experiencia le sirvió y no le pasó nunca más.

José Mereles estudiará ingeniería o un profesorado en informática. “Pese a que me quedé, ahora me luzco en práctica profesionalizante”, afirmó.

Facundo Padilla está decidido para hacer ingeniería en software. Cursó en la escuela desde primer año y reconoce que la formación técnica es un desafío. “Hay que tener voluntad”, confesó.

Gabriel Vargas quiere capacitarse en informática, pero analiza con su familia la distancia y el gasto. “Es cansador. Me quedé en tercero pero me rescaté”, dijo entre risas. 

 

www.eltribuno.com