Cultiva lechugas en agua y las controla desde el teléfono celular

Con el sistema de hidroponía se logra mayor calidad de las verduras de hojas. En su tesis de doctorado, Marcelo Marinelli le sumó un sistema informático a control remoto. El objetivo ahora es acercar la propuesta a las chacras de Misiones.


hidroponia-marinelli

Básicamente el sistema de hidroponía consiste en cultivar hortalizas y algunas frutas en agua con nutrientes, sin usar la tierra.

A esta estrategia, el profesor de Matemática, Física y Cosmografía, Marcelo Marinelli, le incorporó un sistema de inteligencia artificial basado en lógica difusa así puede controlar logrando un mejor crecimiento de las lechugas. También el sistema permite controlar las variables y visualizar con cámaras web en forma remota a través de un celular o una tablet.

El proyecto formó parte de su tesis de doctorado en Ciencias Aplicadas que funciona en la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones (FCEQyN-Unam). A partir de ahora, el nuevo desafío es popularizar este dispositivo en las chacras de Misiones.

Grandes ventajas

Mayor rendimiento por área cultivada, mayor rentabilidad del producto, menos consumo de agua y menos posibilidad de contaminación, dado que no hay contacto con el suelo, son algunas de las ventajas de este cultivo.

Este proyecto busca proveer de sistemas de producción de hortalizas a pequeños y medianos productores, con la tecnología desarrollada en este trabajo, a bajo costo y con mejores rendimientos. Esto les permitiría producir un cultivo de mayor calidad incrementando sus ingresos”, sostuvo el investigador.

Se obtienen vegetales de mayor calidad y con lo que se pueden comercializar a un mayor costo. En el Hipermercado Libertad uno puede encontrar lechuga hidropónica de Córdoba”, indicó a modo de ejemplo.

El sistema consiste en una estructura de tubos de PVC por los cuales circula el agua con nutrientes impulsada por una bomba como la de las peceras, y luego desciende por gravedad -tiene una inclinación de 2%. Cada 20 centímetros en la parte superior de los tubos hay agujeros donde se colocan unas canastitas plásticas y en ellas, las lechugas que despliegan sus raíces en el agua y de ella se nutren.

Todo el sistema está conectado a un dispositivo de inteligencia artificial que regula el flujo del agua en relación a las condiciones atmosféricas: calor, humedad, etcétera, que puede controlarse en forma remota por medio de un celular o computadora. Permanentemente los datos se van subiendo a un repositorio virtual -base de datos- en la web.

Marinelli explicó que existen varias formas de hidroponía. Entre las más comunes está el sistema flotante que se suele utilizar, por ejemplo, para las primeras etapas de cultivo de plantines de tabaco sobre planchas de telgopor.

Otra es la del sistema de agua circulante que eligió para su trabajo porque tiene otra ventaja: “no permite que el agua permanezca estancada, con lo cual se elimina la posibilidad de generar larvas de Aedes, como sí puede ocurrir con la hidroponía de raíz flotante”, destacó el doctor.

La propuesta en las chacras

Es de bajo costo (el sistema informático cuesta alrededor de 2.500 pesos), se puede desarrollar al aire libre o en invernaderos. En el primer caso, hay que estar más atentos a la presencia de alguna plaga, en el invernadero eso es más controlado. La idea es no usar agroquímicos porque buscamos que sea lo más orgánico y sano posible”, indicó.

Resaltó que la idea este año es promover que este sistema se popularice en las chacras de Misiones, donde aún no se implementa a gran escala.

Este año buscaríamos hacer transferencia de este sistema a la comunidad, y para eso pensamos en que se podría desarrollar un convenio con la Facultad de Ciencias Forestales (UNaM) o la Escuela Agrotécnica de Eldorado”.

Según el investigador, en un futuro se podría desarrollar un sensor que detecte la concentración de nutrientes y un dispositivo que automáticamente agregue lo necesario para que se mantenga estable y de ese modo permitir que en forma remota se pueda controlar.

Etapas y equipo

La investigación nació en 2012 con el proyecto del Doctorado en Ciencias Aplicadas y surgió debido a que Marinelli tenía varias investigaciones realizadas en el campo de la Inteligencia Artificial Computacional, más específicamente en Lógica Difusa y le ofrecieron trabajar en el Instituto de Biotecnología de Misiones “María Eve Reca”.

El proyecto concluyó con la presentación de la defensa de su tesis doctoral “Control automatizado de cultivos hidropónicos mediante lógica difusa” a fines de 2015.

Los directores de tesis fueron el doctor Nelson Acosta y el co-director doctor Pedro Zapata. El equipo de investigación pertenece al Instituto de Investigación de la FCEQyN y acreditado por el Consejo de Investigación y Desarrollo Tecnológico (Cidet).

www.primeraedicion.com.ar