Crearon aplicación para ayudar a un compañero sordomudo a comunicarse

Alumnos de la Escuela de Comercio 5 Primera Imprenta de San Javier crearon una aplicación para celulares para personas hipoacúsicas. La app eCo5 Lector de Texto está disponible en el Playstore para todos los celulares con sistema operativo Android y su descarga es completamente gratuita.

Pablo García junto al profesor Gabriel Cardozo, del taller de robótica, probando la app eCo5

La sorprendente iniciativa ayuda a personas con problemas auditivos o de habla como hipoacusia o tartamudez severa, para que puedan comunicarse a través de la app escribiendo lo que quieren expresar, mientras que esta traduce el texto y lo reproduce en altavoz. Según explicaron, los estudiantes puede traducir hasta 20 idiomas distintos.

La idea surgió a partir de la experiencia directa que tienen los estudiantes dentro del propio curso con un compañero, Pablo García, ya que el adolescente es sordomudo. Así fue como el alumnado observó las dificultades de su compañero para comunicarse y comenzaron a trabajar al respecto.

En el taller de robótica dedicaron tiempo al proyecto y lo fueron ideando paso a paso. “Pablo, nuestro compañero de 2° año tiene dificultades para expresarse porque es sordomudo y no maneja muy bien el lenguaje de señas. Pero nosotros, sus compañeros, tampoco sabemos hablar en lengua de señas, por eso decidimos avanzar en la app para que él, como otros tantos, tenga la posibilidad de comunicarse mejor y más rápido”, expresó Enzo Tisocco, alumno del 3° año de la escuela secundaria y uno de los creadores de la app, en diálogo con El Territorio.

El taller de robótica, en el que los alumnos crearon la aplicación comenzó hace ya dos años, mediante la iniciativa Sumá Tu Escuela. “Nos dieron las bases de programación y ensamblamiento de robots y así pudimos culminar con nuestro proyecto”, manifestó el alumno. Y agregó: “Somos una de las escuelas más avanzadas en materia de robótica y con el asesorameinto del profesor Gabriel Cardozo fuimos logrando avances importante en la idealización y realización de la app”.

Una vez finalizada la programación, los estudiantes hicieron varias pruebas de su creación y la socializaron con la Escuela Especial 14, para hacer pruebas pertinentes y corregir lo que fuera necesario.

Estamos muy orgullosos del logro porque a pesar de los errores que fuimos corrigiendo, hoy la app está en la versión 4.0. Antes de llegar a este formato exitoso debimos superar varios errores necesarios para que el resultado final sea éste”, indicó Tisocco.

Por su parte, Giuliana Aguirre,, otra alumna que también participó de la creación, expresó a este matutino: “Nosotros queríamos ayudar a un compañero que ingresó a la escuela con una discapacidad auditiva. Nuestra intención era contribuir de alguna manera a que él pueda comunicarse mejor”. Además la joven alumna contó: “No pensamos que íbamos a tener tanta repercusión por crear la aplicación, sólo la hicimos porque queríamos ayudar a Pablo. Buscamos entenderlo a él y a la vez que él también pueda entendernos a nosotros. La idea era solamente poder desarrollar ese vínculo, ayudarlo en eso”. Y siguió: “Creo que nos sentimos orgullosos como grupo, porque sabemos que hicimos la aplicación de corazón, sin otra intención que ayudar a nuestro compañero y a tantas otras personas que tienen dificultades para expresarse”.

En la Comercio 5 los estudiantes cursan el taller de robótica desde hace dos años. Allí ya tienen varios proyectos en mente como la creación de una moto eléctrica, con la finalidad de contribuir con la sociedad y cuidar el medio ambiente.

Queremos comprometernos con una educación inclusiva en la que docentes y alumnos garanticen la educación de todos los estudiantes”, concluyó Aguirre.

Una moto eléctrica, la próxima meta de los alumnos de la Comercio 5

 

www.elterritorio.com.ar